¿Cómo puedo saber si mi planta está sana?

Compartimos los pasos clave que debes seguir para monitorear la salud de tus plantitas.

Comprometerte a cuidar una plantita no sólo significa regarla dos o tres veces por semana, involucra otras cosas para las que debes estar listo cuando sumes una o muchas a tu familia.

Después de elegir con cuidado cuál es la especie ideal para tu casa, dependiendo de varios factores que ya te compartimos anteriormente, llegará el momento de cuidarla, fertilizarla y estar muy pendiente de cualquier síntoma de enfermedad que pudiera presentar. 

Sabemos que, como las plantitas no hablan, puede parecer muy difícil entender qué les sucede. Pero si pones mucha atención, ellas te dirán lo que necesitan a través de su raíz y sus hojas. 

TAMBIÉN LEE: PLANTAS FÁCILES DE CUIDAR PARA NIÑOS

Existen varios puntos clave para hacer asegurarte de que tus plantitas se sienten bien y están a gusto en el lugar que elegiste para ellas. Te compartimos los más importantes en este Health Check para plantitas de Pepino con Limón.

Signos de marchitez

Uno de los puntos más importantes, es revisar si tu plantita te está dando alguna señal de marchitez. Las hojas amarillas pueden ser causadas por falta de nitrógeno, exceso o falta de riego. Si esto llega a suceder, haz memoria para saber qué hiciste diferente en las últimas semanas y así poder ayudar a tu plantitas. Te recomendamos llevar un control de su salud semanal en una libreta original de Pepino con Limón.

Sustrato

Cada plantita tiene distintas necesidades, por eso es muy importante que te informes de qué tipo de tierra es la mejor para la especie que estás llevando a casa. Recuerda que nunca debe tener moho o estar encharcado y cuando las trasplantes, es clave no usar el sustrato de otra planta, ni mezclarlo. 

Manchas oscuras 

Observa si en alguna de sus hojas tiene manchas negras u oscuras, los hongos y los problemas en la raíz son la causa principal de estos síntomas. Nos olvides revisar el envés de cada hoja, ya que es ahí donde se concentra la mayoría de los insectos plaga. En caso de ser necesario, puedes encontrar fungicida en nuestra boutique. 

Raíz

Aunque las veas super verdes y sus hojas aparenten estar bien, es de suma importancia que revises su raíz. En ocasiones las plantas se enraizan, es decir, se entrelazan, lo que provocará que se ahoguen y empiecen a marchitarse. Un tip básico es que la raíz siempre debe tener un color blanco o nudo. Otras veces, la raíz se sale de la maceta, este es un indicador de que es momento de cambiarla a un lugar más amplio. 

Como verás no es nada difícil ni tardado hacer este chequeo. Te recomendamos realizarlo, por lo menos, una vez a la semana a cada una de tus plantitas. Así estarás 100% seguro de que está sana o tendrás oportunidad de darle lo que necesita para ser feliz. 

Recuerda que si tu planta presenta alguna enfermedad, plaga o simplemente no sabes qué le pasa, puedes contactarnos vía redes sociales o llevarla directo a la boutique y con gusto te ayudaremos.